tratamiento de la impotencia y paradas sexuales
www.sexoconseil.com
 

IMPOTENCIA sexual masculina y fallo ocasional


Tratamiento de LA IMPOTENCIA SEXUAL MASCULINA

Y del "GATILLAZO"

Por un sexólogo

titular del diploma interuniversitario de sexología, sexólogo desde hace más de 30 años.

" Mi larga práctica en sexología desde hace más de 30 años, en un consultorio, en un Centro Hospital Universitario, y en la web, le ayudará a vivir plenamente su sexualidad, y tratar
su IMPOTENCIA o disfunción eréctil

He trabajado durante años en un método de tratamiento (no médico) de la impotencia y del "gatillazo" de origen no orgánico, que modifico con frecuencia gracias a los comentarios de mis pacientes, por eso, estoy persuadido de que le ayudará a resolver su problema "

¡Vd no es el único con este problema !

Pero, no se preocupe más, ¡el tratamiento que le propongo le permitirá
solucionar este problema !

Una consulta médica previa es indispensable antes de comenzar el tratamiento contra la impotencia que le propongo, para verificar que su impotencia es realmente de origen no orgánico. Puede ver más abajo la diferencia entre impotencia de origen orgánico e impotencia de origen psicológico.

Definición  Causas  Consecuencias   tratamiento 

 
 

Definición de la IMPOTENCIA y del famoso « gatillazo »


En los libros de sexología, encontrará dos definiciones de la IMPOTENCIA sexual masculina :

- La impotencia es la imposibilidad de conseguir una erección suficiente para permitir la penetración, sin la ayuda de la mano de la pareja.

- La impotencia es la imposibilidad de conseguir una erección suficiente para permitir una relación sexual satisfactoria.

Por mi parte, mi propia definición de la impotencia es la siguiente :

- La impotencia es la imposibilidad de conseguir una erección lo suficientemente rígida para permitir la penetración sin la ayuda de la pareja, o la imposibilidad de mantener una erección rígida y continua durante los cambios de postura o durante la penetración.

Pienso, en efecto, que hay que clasificar como víctima de impotencia, todo hombre que no tiene una erección lo suficientemente rígida para permitir la penetración, pero también, todo hombre que pierde la erección con el mínimo cambio de postura durante el acto sexual, o que pierde la erección, sin haber eyaculado, unos segundos o minutos después de la penetración.

Hay que notar, que en todas estas definiciones de la impotencia, no se toma en cuenta las causas de esta disfunción eréctil, orgánica o psicológica, y que el término « impotencia » puede hacer referencia tanto a la ausencia total y habitual de erección, como a las erecciones caprichosas o inestables.


 

¿Su erección es lo suficientemente rígida ?


En las definiciones de la impotencia, las expresiones « erección suficiente » o « rigidez suficiente », se entienden muy bien cuando el hombre está con su pareja, pero ¿cómo puede juzgar si su erección es suficiente y rígida cuando está solo ?

- su erección (durante cualquier excitación sexual importante) es suficiente si su pene, cuando está de pie, alcanza la horizontal, y si cuando está tumbado, su pene remonta hacia el ómbligo, sin ayuda de la mano.

En estos dos casos, puede considerar que su erección es suficiente para permitir una eventual penetración, sin la ayuda de la mano de su pareja (con tal de que tenga una buena lubricación y que aparte los labios menores). Pero, hace falta también que su erección se mantenga así unos minutos (más de 2 ó 3 minutos) en varias posturas.


 
Las tres categorías de hombres « impotentes »

- Los que tienen erecciones suficientes por la noche o al despertarse por la mañana, por masturbación, o los a quien se le erecta el pene con una pareja pero no con otra.

- Los que no tienen erección suficiente en las circunstancias siguientes (por la noche, al despertarse por la mañana, o cualquiera que sea la pareja).

- Por fin, los que no suelen tener buenas erecciones al despertarse, que sienten dificultades para lograr una erección suficiente por masturbación, que tienen cada vez más dificultades para penetrar a su pareja, o que no pueden mantener la erección después de la penetración.

En el primer caso, se trata de manera evidente de una impotencia de origen psicológico, y en el segundo y tercer caso, las impotencias pueden ser orgánicas o psicológicas.

Una impotencia, que se sospecha ser orgánica, tendrá que ser el objeto de exámenes medicales serios (examen clínico, examen doppler de las arterias y de las venas de la verga, dosificaciones hormonales y otros más exámenes según los casos). Cuando se trata de una impotencia de origen psicológico, es inútil practicar estos exámenes.

En realidad, buscar las causas de una impotencia no suele ser sencillo, y muchas veces, los exámenes médicos que buscan una impotencia que se sospecha ser orgánica, serán normales.


 

¡el componente psicológico de la impotencia !


Ante toda impotencia, a pesar de que sea, al principio, puramente orgánica, el terapeuta debe tomar en cuenta el papel capital del componente psicológico.

Todo sexólogo bien sabe que lo psicológico y lo orgánico siempre están en correlación.

La fragilidad psicológica, esencialemente consecuencia de una falta de confianza en sí mismo, de un hombre que padece impotencia orgánica, podrá empeorar esta misma impotencia, incluso prolongarla después de la curación de la causa orgánica. El ejemplo más frecuente es la persistencia de una impotencia después de la interrupción de un tratamiento inhibidor de la erección.

Entonces en todos los casos, que una impotencia sea orgánica o psicológica, un tratamiento comportamental solo (si se trata de una impotencia de origen psicológico), o en complemento de un tratamiento médico (en el caso de una impotencia orgánica), será necesario para restablecer más rápidamente la confianza en sí, y también una erección correcta. 


 

Causas de una impotencia de origen psicológico


Las causa más frecuentes de la impotencia son las siguientes :

- El miedo de no poder satisfacer a una nueva pareja.

- la obsesión por no fallar : ciertos hombres se sienten obligados a realizar hazañas sexuales aunque les falte el deseo sexual.

- El desinterés erótico hacia la pareja.

-El estrés, el cansancio, las preocupaciones profesionales suelen afectar también la libido.

Por fin, el caso clásico que los hombres suelen conocer en su vida : después de una primera disfunción erectil, de causas diversas evocadas más arriba, el miedo al fracaso para la relación siguiente, provocará impotencia por dos razones :

- Por una parte, el miedo al fracaso será responsable de una secreción de adredalina, que es una substancia inhibidora de la erección.

- Por otra parte, este hombre será espectador pasivo de su propio sexo (o sea, su mente sólo se concentrará en su sexo), lo que provocará una disminución de la receptividad de su cerebro al estímulo erótico (su pareja), y entonces, no se autorizará a tener una erección y creará él mismo su propia impotencia.

El mecanismo de la erección es efectivamente un mecanismo involuntario. Para conseguir una buena erección no se debe tener miedo al fallo eréctil, hay que dejarse llevar al erotismo que se desprende de su pareja y olvidar su sexo. La erección no se puede provocar voluntariamente, y toda concentración mental en otra cosa que el estímulo erótico, impedirá que la erección se produzca.

 
 

Consecuencia de la impotencia en la pareja


De manera global, podemos decir que la pareja debe hacer frente a una alteración de la relación afectiva y de la intimidad.

Una impotencia suele acarrear en el hombre una falta de autoestima, una desvalorización de sí mismo que puede provocar incluso un comportamiento agresivo. En la pareja, se trata del miedo a no sentirse deseada y ¡el temor de despertar una angustia de su pareja, en un acercamiento sexual !

Con el tiempo, esta pareja, acabará por rechazar a su pareja masculina, para evitar los fallos a repetición y los conflictos que provocan en el seno de la pareja.

Como en todo problema sexual, la falta de comunicación, que se instala inevitablemente en la pareja, podrá ser, a la larga, responsable de una separación.

 
 
Tratamiento de una impotencia de origen psicológico

El tratamiento de la impotencia, o de los fallos eréctiles, que he escrito para usted, se deriva de las constataciones precedentes.

El método de tratamiento (no médico) de la impotencia y de los fallos erectiles que he elaborado para usted, se constituye de ejercicios que se basan en las terapias comportamentales y cognitivas. Tales terapias son las únicas eficaces para tratar este tipo de problema de origen psicológico ya que todos los tratamientos que proponen los sexólogos se basan en estas terapias.

Este método de tratamiento de la impotencia muy completo, de 33 páginas, se basa en unos ejercicios que se relacionan los unos con los otros y he atribuido una importancia particular a la sucesión de estos ejercicios para que cada uno quede complementario con el precedente.

El número de páginas de este método (33 páginas) se justifica porque todos los ejercicios tienen una descripción con los más mínimos detalles para que resulten fáciles de realizar, lo que le llevará, etapa tras etapa, a recobrar una erección correcta y lo que le dará más confianza en sí mismo. Después de recobrar la confianza en las erecciones, usted podrá entonces penetrar a la pareja actual o pensar, sin miedo alguno, en la penetración de una futura pareja.

Si quiere usted realmente acabar con su problema y sus fracasos que le impiden llevar una vida sexual satisfactoria, quedo convencido de que este método le llevará al resultado que espera. Le tocará descubrir una sexualidad satisfactoria y alcanzar, gracias a este tratamiento, una erección correcta para usted y su pareja.

El precio de este tratamiento es de 19 euros

Reception por Email - Dossier PDF

 

Pero usted puede también elegir el pack :

El tratamiento de la impotencia
+
Dossier "Para comprender la sexualidad" (23 páginas)
+
Cómo practicar correctamente las caricias y los masajes eróticos (42 páginas)
+
Cómo vivir plenamente su sexualidad ( 67 páginas )

El precio del pack es de 29 euros

Reception por Email - Dossier PDF

Plazo de entrega : 48h por email

 

Tratamientos y dossiers de nuestro sexólogo para ayudarle


Tratamientos

Eyaculación precoz     Impotencia y fallos de erección    Aneyaculación o dificultad para eyacular

Anorgasmía Frigidez   Vaginismo   Relaciones dolorosas

Cómo vivir plenamente su sexualidad

Cómo bien actuar en su sexualidad

Caricias y masajes eróticos   La felación   El cunnilingus   La sodomia

   Acariciar mejor el clítoris   La verga o el pene

 


Página principal : sexualidad y sexologia por un sexólogo

Sexualidad preguntas/respuestas :: Dossiers sobre la sexualidad  ::  Como hacerelo bien...

Plano del sitio | Contactarnos | Arriba

: Todos derechos reservados ::::: Copyright ©2004/2013 - MONTPELLIER 489 548 685